En el año 2020 se atendieron a 240 residentes que cumplieron el protocolo para su alojamiento.